Vintage

Bob Dylan cantó sobre los tiempos que cambian. En un mundo donde el cambio es la característica principal, es bueno tener algunas cosas bien probadas a tu lado. Una de las razones por las que los relojes grandes de pared vintage son tan populares. 

¿Qué hace que los relojes de pared retro sean tan atractivos?

Los relojes nostálgicos son una forma de traer un toque de días pasados ​​a sus propias cuatro paredes. Al hacerlo, no necesariamente tienen que recordar una época específica. Algunos parecen de los rugientes años cincuenta. Otros recuerdan los indicadores de tiempo históricos del siglo XVIII. 

No importa si está interesado en los “locos años sesenta” o si quiere traer un toque de la vieja Inglaterra y Sherlock Holmes a su habitación. Los fanáticos del Rockabilly están tan felices cuando ven a Elvis mientras miran el reloj, como lo está el fan de EE. UU. Cuando ve a Mickey Mouse saludando entre las manos. 

Luego están las personas para quienes los relojes grandes de pared retro representan una conexión con su propio pasado. Un trozo de infancia o juventud en el que la vida era un poco más fácil. Un reloj así es mucho más que una indicación de la hora. Desencadena recuerdos y sensaciones agradables. Quizás un poco de seguridad o seguridad. Dado que miras el reloj varias veces al día, esto también funciona mucho mejor que con un objeto que puede estar enterrado en un cajón.

El reloj de pared retro como declaración y accesorio de moda

Por supuesto, también puede ir por otros caminos. Después de todo, un reloj grande de pared retro siempre contiene una declaración: entras en la habitación y ves que la persona que vive aquí confía en lo estable y probado. Que vive aquí alguien que no sigue todas las tendencias pasajeras. De hecho, los relojes xxl de pared retro se encuentran a menudo en personas cuyas características distintivas incluyen un énfasis en los valores atemporales. Otros, sin embargo, utilizan los nostálgicos relojes grandes de pared como elemento de moda. 

El hecho es que funcionan tanto en un entorno moderno como en una sala más tradicional. En general, el término retro abarca un campo muy amplio. Un reloj xxl de pared retro no siempre tiene que parecer robado del dormitorio de Napoleón. De hecho, algunos son muy coloridos. Parece que vienen de un café en París o de un bar en España. Algunos contienen sabiduría, otros están impresos con publicidad de una bebida gaseosa.

La conclusión es que los relojes xxl de pared retro son tan diversos como los tiempos que recuerdan. Sin embargo, sobre todo, son tan individuales como las personas de quienes se compran. Como todos disfrutamos expresándonos, nunca pasarán de moda. Por lo tanto, el “reloj de pared de la abuela” no solo es retro, ¡sino también muy moderno!